Cristiano Ronaldo salió a tomar un té... ¡lo que pasó después te va a dejar sin palabras!

Mira en qué transformaron un pequeño apartamento de 28 metros cuadrados. ¡No lo vas a creer!

Michelle y Andy son una pareja que vive en Hong Kong y cuyo mayor sueño ha sido siempre vivir en el distrito financiero llamado Central. Y como sabe todo el mundo y es cosa muy lógica, los precios de los apartamentos en los barrios más importantes de la ciudad son exorbitados por la burbuja inmobiliaria. En Hong Kong oscila alrededor de los 1.200 dólares por metro cuadrado. Comprar una vivienda de mayor tamaño resulta imposible para uno cualquiera y por eso la pareja decidió comprar uno de 28 metros cuadrados.
Sin embargo, la pareja no quería renunciar tampoco a ciertos bienes lujosos, como una cocina bien amueblada y espaciosa, un baño elegante o un equipo de música. Medían bastante alto, porque tampoco se decidían a renunciar a una habitación para invitados o un gimnasio doméstico.
¿Parece absurdo? Seguramente sí, pero “ve duro o ve a casa”. Aunque los estudios de arquitectura y especialistas en diseño inteligente de alta tecnología les repetían que no era posible, ellos se indignaron a rechazar el reto.
Click en "Siguiente página" para ver el resto del contenido del post
Pasaron por más de 40 diseños de casas diferentes y dedicaron un sinfín de tiempo para encajar cada elemento que se propusieron. No era tarea fácil, nunca es si tienes a disposición 28 metros cuadrados, de los que muchos tienen que gastarse en los elementos básicos de una vivienda (calefacción, desagües, muebles). Sin embargo, Andy con Michelle nunca se rindieron y decidieron empaquetar todas las comodidades que deseaban.
Adicionalmente, son propietarios de tres gatos, cosa que les hacía la tera incluso más difícil. Decidieron preparar su piso teniendo en cuenta las necesidades de sus mascotas, por ejemplo preparando pasarelas que recorren el piso entero.
Actualmente, no sólo ellos y sus gatos pueden disfrutar de los bienes que ofrece el apartamento. Muy a menudo se dan reuniones con amigos, en las que todos se lo pasan excepcionalmente bien, haciendo buen uso de la cocina, de la enorme televisión o incluso se quedan a dormir en la habitación preparada especialmente para los invitados.
¡Su gran ingenio incluso les ha llevado a preparar el cuarto de baño de manera que desde la bañera se puede ver la televisión del salón! Y si no quieres ser molestado mientras te tomas tu merecido baño, puedes bajar una especie de persiana opaca.
El número de la población de los seres humanos está creciendo de manera descontrolada y eso hace que el espacio para vivir es cada vez más reducido. Es un proceso muy peligroso desde muchos puntos de vista, pero lo único que se puede hacer a escala pequeña es aprender a vivir en este tipo de sociedad. Los pisos inteligentes de alta tecnología son una posible solución y pueden ser una opción perfecta para el futuro.
Andy y Michelle nos demuestran que es posible preparar un espacio muy reducido de manera que dé gusto vivir y uno no se sienta agobiado por la falta de lugar. Este es un ejemplo a seguir especialmente para todos aquellos que quieren vivir en las grandes ciudades.
La necesidad de aprovechar cada metro cuadrado de superficie es tan grand